estupidamente enamorada de la persona equivocada

Març 18, 2009 tansolopalabras

Nos conocimos en septiembre. Maldito chico de negro, me lo robaste todo. No te conocía de nada, pero tu ya cambiaste algo de mi. En mi interior algo empezaba a removerse y sabía que el unico culpable eras tu. Solo tu tenías el poder de hacerme levantar por las mañanas con una gran sonrisa dibujada en mis labios. Mi ansia por verte no se iba hasta conseguirlo. Te veía ahi de pie, vestido de negro, como no. Nos mirabamos tímidamente pero nunca nos decíamos nada. Tenía la necesidad de hablarte, conocerte, compartir mil momentos contigo. Bendito el día que empezamos a hablar. Coincidiamos en una sola clase. Tenia solo sesenta minutos, tres veces por semana, para disfrutarte. Conseguí sentarme a tu lado y en mi cielo particular el sol salió. Sin apenas darnos cuenta empezamos a hablar, y en poco tiempo cultivamos una gran amistad. Compartimos miles de risas, de momentos, de tonterias… Eramos casi inseparables. La gente empezaba ya a sospechar que había algo entre nosotros hasta que acabé confesandoselo a mi mejor amiga. Me apoyó y me contó que ya lo sabía.

A veces nos picabamos en broma hasta que un día se me escapó de la manos y de alguna manera te perdí. Estaba perdida, en mi cielo todo estaba oscuro. Tu perdua impedía mi vivir. Yo no podía seguir asi. Me armé de valor y te escribí una carta. Una carta que contaba todos mis sentimientos. No sabía como reaccionarias ya que estabas enfadado, aunque sabía que una parte de ti me desaba. Te la leíste y no me dijistes nada. En mis adentros yo sufría por tu respuesta, pero aparentemente yo estaba tranquila, porque tu ya sabias como estaban las cosas, y ahora tu tenias todas las cartas y te tocaba a ti decidir. Pasó el tiempo y tu no decías nada. Me mirabas diferente, con otros ojos, pero nada, todo era como si no nos conocieramos.

Eramos muy diferentes, quizás esa fue la razón. Tu eras tímido, de pocos amigos, tranquilo, centrado… Yo al contrario, era extrovertida, tenia muchos amigos, siempre bromeando… eramos polos opuestos, aunque quizas no tanto. Los polos opuestos se atraen, o eso dicen, no?

Me armé de valor y te pregunté por la carta. – La he quemado. -Esto me destrozó el corazón. No quise saber nada más y me fui aguantandome las lágrimas.

Pasó el tiempo y empezamos a hablarnos otra vez. Pero por mi parte nada era igual. Me hiciste sufrir y no podía olvidarlo tan facilmente. Pero otra parte de mi te deseaba mas que nunca. Un día te explicaste. Me dijiste que la quemaste para que no la viera tu hermano. Me alegré, ya que yo pensaba lo peor, pero esto no te salvó del todo, porque solo el hecho de quemarla, sea por lo que sea, no era muy digno, almenos en mi opinión.

Estabamos bién, pero todavía hay cierta distancia entre nosotros. Se que me deseas, y que no me equivoco, me lo demuestras cada día, pero por ahora lo nuestro no puede ser. Te esperaré todo el tiempo que haga falta, no me importa esperar. Cada día estamos mejor, y pronto nuestras almas seran una sola.

Te quiero.

1231357008091_f

[Freya.]

Anuncis

Entry Filed under: Uncategorized

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Pàgines

Categories

Calendari

Març 2009
dl. dt. dc. dj. dv. ds. dg.
     
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Most Recent Posts

 
%d bloggers like this: